Lulú Ferris

Coser con Overlock: ¡Atrévete!

Es algo matemático: cuanto más complicada nos parece una tarea, más tiempo la posponemos. Cuando se trata de coser con overlock, incluso dar el primer paso puede echarte para atrás. Desenfundas ilusionada tu máquina y te dispones a enhebrar los hilos, pero abres la tapa y te da la sensación de que el dibujo explicativo es un galimatías incomprensible. En realidad no lo es, pero acostumbrada a usar una máquina de coser normal, tu primera impresión te dice que coser con overlock es cuatro veces más complicado, ¡y eso que aún no has empezado!

Que no cunda el pánico. Es mucho más sencillo de lo que parece.

¿Por qué coser con overlock?

En primer lugar, hay que decir que la overlock no puede sustituir a una máquina de coser, sino que la complementa. La mayor ventaja de coser con overlock es que podemos obtener acabados profesionales a la vez que nos ahorramos tiempo y trabajo. No es imprescindible, pero una vez que la pruebes y veas lo que es capaz de hacer, no te arrepentirás de haber dado el paso.

La overlock, también conocida como «remalladora», es especialmente interesante para trabajar los tejidos elásticos, como el punto o la lycra, y evita que la tela se deshilache. En una sola pasada, esta preciosidad combina una puntada en zig-zag con dos repuntes, a la vez que corta y pule la tela. El resultado, siempre que la máquina esté bien regulada, es impecable, duradero y a prueba de bomba.

¿Es muy difícil coser con overlock?

A diferencia de las máquinas industriales, las overlock domésticas son mucho más sencillas y aprender a manejarlas es simplemente una cuestión de conocer sus fundamentos básicos y practicar. ¡Como todo! Son más rápidas y potentes que las máquinas convencionales y tendrás que ir más despacito al principio.

El segundo paso, después de enhebrar, es ajustar correctamente la tensión de los hilos. Esto es muy importante. Afortunadamente, basta examinar detenidamente la puntada para darnos cuenta de qué hilo está mal ajustado y si lo tenemos demasiado tenso o demasiado flojo.

Lo mejor que puedes hacer es tomártelo con calma: no esperes que todo sea perfecto la primera vez que la utilizas. Primero debes conocerla y entender cómo trabaja, qué posibilidades ofrece y lo fácil que será rematar cualquier prenda una vez que la domines.

Curso de introducción para coser con overlock.

A petición de algunas de nuestras seguidoras y suscriptoras del Club Lulú, la semana pasada publicamos el primer episodio de una serie de tutoriales que tienen como objetivo aprender a coser con overlock desde cero. En este curso, empezaremos conociendo la máquina por dentro y por fuera, cómo prepararla, cómo mantenerla y cómo sacarle el máximo rendimiento.

Si tienes alguien que te acompañe en el aprendizaje, todo se vuelve más fácil y ya no da tanta pereza. Así que ya sabes, si no quieres posponerlo más tiempo, nosotras vamos contigo pasito a pasito.

Suscríbete al club por sólo 9,50€ y disfruta de todos los vídeo-tutoriales. Ya hay veintinueve disponibles y cada semana subimos uno nuevo.

¡Ponte a los mandos de tu overlock y que nada te pare!